Conoce...

Conoce GNU/Linux y aprende desde cero sus conceptos básicos, así como instalarlo y usarlo sin conocimientos previos muy fácilmente

lunes, 29 de septiembre de 2014

Las distribuciones, ¿Qué son y con cual empezar?


Antes quisiera aclarar brevemente lo que es exactamente una distribución, o también conocidas como distros:




Una distribución es un conjunto de software basado en el núcleo Linux con una recopilación organizada de paquetes y ficheros, así como un tipo de escritorio determinado para que pueda ser instalada en tu ordenador para su uso.

Dependiendo del uso que se le de al ordenador, e incluso dependiendo de lo que necesites, habrá una distribución preparada para ello y destinadas a diferentes tipos de usuarios, colectivos, servidores, etc. ¿Cuantas hay? No hay un número exacto. Se pueden contar en cientos, lo cual hace que haya una que se adapte a ti seguro.



Bueno, en parte esto puede resultar un poco “caótico” y no sólo porque haya tantas en las que elegir y confiar, sino porque cada uno siempre dirá que la mejor para empezar es tal o pascual y esto al final siempre queda como algo personal del recomendador, pues cree que X es la más certera y fácil para que alguien se inicie siendo diferente de lo que otro pueda pensar, ya que otro diría que para aprender por primera vez la más adecuada es otra.

Lo cierto es que objetivamente si que hay muchas muy sencillas, e intuitivas para el usuario nuevo que brindan la posibilidad de tener un escritorio sencillo listo para usar con un buen conjunto de programas preinstalados que te darán la posibilidad de usar tu pc con todo lo necesario sin que tengas que andar buscando por internet lo más imprescindible para rodar.

En resumen; la instalas, y en el primer inicio ya tienes tu navegador de internet, una suite ofimática, programas para escuchar música, ver películas, imágenes, edición, etc . Recordando que si te falta algo puedes dirigirte al gestor de software para instalar lo que necesites muy fácilmente.

Se dice que Ubuntu es la más conocida, y tan popular que hasta hay quien piensa que es algo diferente a Gnu/Linux. No es ni de las primeras, ni de las mejores ni las peores, pero si es cierto que esta distribución con origen en Debian ha dejado huella y ha marcado mucho. De hecho es de las que más usuarios tiene y ha abierto camino a derivadas y muchos refritos. 

 

¿Qué quiere decir que una distribución esté basada en una u en otra?  Pues que existen una serie de genéricas con su paquetería, forma de moverse y trabajar propia y que a su vez tienen sus "refritos". Por ejemplo, de Ubuntu sale Mint, o Elementary. De Arch sale Manjaro, o Chakra  y así con otras como Debian, Slackware, o Knoplix que también tienen sus derivadas, pero no quiero marearos, leñe.

Pensando una cosa, voy a hacer los tutoriales de una forma bastante genérica para todos y para que no haya líos lo haré partiendo de una única distribución. ¡No quiero que os volváis locos! Porque ya digo que hay muchísimas, y creo que mejor primero aprendas cómo va la cosa en una y ya luego si ves por otro lado otra distro que te llama la atención por lo que sea o más adelante hago una entrada comparando con otras pues ya pruebas. El instalador entre una y otra suele ser bastante parecido e incluso igual en las tipo Ubuntu, así que ya el investigar y el descubrir nuevas distros (lo cual hay a quien le engancha mucho y se empieza a convertir en un deporte) cuando tengas rodaje con la que vas a aprender, es cosa tuya si tu curiosidad te lleva a probar otras.
Por supuesto más adelante dedicaré entradas a otras distros pero de momento... La elegida es una que es muy conocida y recomendada para empezar entre nuevos usuarios que van a usar Linux por primera vez: Linux Mint 

 

A partir de Linux Mint haré el tutorial de instalación, primeros pasos y cómo ir manejando la situación.

Ya he hablado de los inicios de Gnu/Linux para que sepáis un poco la creación y algo de historia, el concepto de qué es Linux, las razones por las qué pasarse a Linux, mitos y realidades, dónde podemos instalar Linux y lo qué es una distribución y para qué sirven. Así que ya es bastante teoría para poder pasar a la acción y vamos a hacerlo...



¡Atento a la siguiente entrada porque comenzamos!




domingo, 28 de septiembre de 2014

¿En qué ordenador puedo instalar Linux?


Prácticamente EN CUALQUIERA. 





No importa la antigüedad. Siempre habrá una distribución GNU/Linux que se adaptará a su configuración del hardware que monte, aunque creas que está muy desfasado.

Cierto es que con otros sistemas operativos un ordenador de hace 10 años y con unos componentes limitados no tiene nada que hacer, o no sería funcional. Pero voy más allá con un ejemplo de ordenador antiguo y desfasado: Por ejemplo, si instalamos Windows 7 en un Pentium 3 con 256mb de memoria ram , en caso de que la instalación pueda llevarse a cabo del todo, no habría forma de usarlo sin que vaya a 2km por hora y se atranque haciéndote la estancia totalmente imposible con su lentitud, cuelgues y la desesperación que puede llevar eso.

Linux tiene distribuciones listas para echar a rodar una de esas viejas glorias y convertirlas en útiles maquinas. Incluso hay algunas que harían operativo de nuevo un viejo 486 (Un ordenador con más de 20 años. Antes de que saliera el primer Pentium incluso), Y no hablo de instalarle un sistema preparado en la época en la que salió el ordenador, sino de un completo sistema operativo optimizado y diseñado especialmente para maquinas antiguas y limitadas con soporte actual y sus correspondientes actualizaciones a día de hoy y aplicaciones que también se usan en ordenadores más avanzados.

Ya veremos en la siguiente entrada el tema de las distribuciones y cual elegir para según tus necesidades, usos y equipo.

¡Ojo! Digo revivir ordenadores antiguos para que puedas hacer un uso básico de él, no magia. Si tu PC tiene una tarjeta gráfica de 32mb (Muy muy antiguo tiene que ser para ello), no esperes poder ver películas en Full HD porque seguiría siendo una gráfica antiquísima para ello, y simplemente no lo permite en ningún S.O porque esa gráfica no vale para eso. Lo que si valdría al instalar un Linux para equipos viejos, es para que navegues, trabajes con él con herramientas ofimáticas, descargues lo que quieras y lo grabes, y muchas cosas más que quieras usar que ya verás tú mismo. Yo por ejemplo este blog comencé a hacerlo, diseñarlo y redactarlo en un PC que a día de hoy, en 2014 tiene 11 años pero que gracias a Linux, puedo aprovechar su potencial todavía en muchas tareas que con Windows me sería muy muy complicado.

Si ya de por si cualquier distribución de GNU/Linux moderna funcionaría bien en un ordenador con bastante tiempo, tenemos la posibilidad de elegir entre un gran abanico para “resucitar” tu viejo PC que va a pedales con windows y que puede que aún tenga que dar mucho de sí para darle muchos tipos de usos que antes no podías.



Y esto es posible dado a que como dije, Linux se adapta a tu PC y no al revés. A parte de que los desarrolladores saben cómo aprovechar un hardware que con otros sistemas operativos sería obsoleto. No serían las distribuciones con el diseño más potente y novedoso porque como digo están preparadas para equipos viejos, pero oye, te revive tu pc, aparte que ya podrás ver esos diseños de los que hablo, que lo mismo hasta te sorprenden.

Y si tienes un ordenador actual, pues se te abre el abanico de distribuciones al 100% porque puedes elegir la que te de la gana de entre las cientos que existen con sus diseños, efectos, tipos de escritorio y demás parafernalia que hay en el “catalogo” , pero ojo, con “Actual” me refiero a ordenadores que también podrían tener unos pocos de años. Las últimas que están saliendo también podrías usarla perfectamente en un ordenador de hace 7 años. Por ejemplo, con un Core 2 duo con 1GB de RAM podrías usar la que te apetezca.

Aquí en Linux eso de actual lo dejamos para las noticias y nuevos proyectos. El hardware donde instalarlo no requiere un ordenador realmente potente para instalar el último Ubuntu por ejemplo.


10 Razones para pasarse a Linux


¿Por qué pasarse?


Muchos usuarios puede que piensen que si ya hacen en su pc con Windows todo lo que necesitan y más y están cómodos para qué van a “complicarse” en cambiar de sistema operativo a otro tan radicalmente.

Bueno, el razonamiento en principio es bueno, pero la realidad es que no es un cambio tan radical como parece. Ya entraremos en eso.

Lo que me preocupa es que esos usuarios que afirman esa teoría, realmente no saben lo que les podría cambiar su PC si hacen el cambio. Se podría decir que generalmente como nunca han probado no pueden comparar con otra cosa. Si lo han probado y han vuelto a usar windows por x motivo ya es otra cosa, pero como siempre aconsejo yo: PRUEBA. Que no pierdes nada por descargar una distribución y dedicarle una hora a trastearla y ver qué tal. 






 

10 Razones por las que migrar a Linux: 

 

1 – Lo primero y lo que destacaría sobretodo es que pasarías de usar un sistema operativo privado, de pago y de código cerrado a uno que le da la vuelta enteramente a estas tres cosas: Código libre, gratuito, legal, programas gratis sin preocuparte de pagar licencias (O piratear), ni activar nada por medio de contraseñas, telefonos, internet ni nada de eso.



2 – Una grandisima comunidad detrás donde podrás tener respaldo de usuarios que están dispuestos a ayudarte y a intercambiar conocimientos. Existen muuuuuchas paginas oficiales y no oficiales y blogs como este donde aprender y ser ayudado, y googleando también encuentras todas tus dudas, al igual que tus problemas y dudas con windows o Mac.

Se tiende a pensar que los usuarios de Linux somos unos bellacos chulo-teclas que nos reímos de la gente que no sabe y que nos llevamos las manos a la cabeza cuando nos preguntan algo básico. Y eso no es así. Tal vez ese sea otro mito con un origen en usuarios antiguos prepotentes que se rien de los que están aprendiendo. Porque en Linux también hay muchos tipos de usuarios, y pequeños o grandes hijos de puta como en todos lados. ¿Pero qué coño? ¿Es que eso sólo pasa en Linux? Eso también lo he visto yo en windows: “¿No sabes formatear el ordenador y descargarte los drivers de tu placa? HA HA HA. Soy superior” Venga, no. Aquí nadie es más que nadie, y eso pasa en todos los campos, ya sea informática o como esa gente que se rie de las personas que no saben inglés por ejemplo.

 

3 – Olvidate de tener que estar descargando e instalando antivirus, antispyware, antimalware y antinflamatorios para tu equipo. En Linux no hace falta de eso. Es el sistema operativo más seguro que te puedes echar al disco duro. De hecho yo nunca he tenido antivirus en Linux ni se me va llenando el pc de mierdas al navegar o al descargar programas o lo que sea. Esta es una gran ventaja de Linux frente a windows. No voy a entrar en el debate de las compañias de antivirus, los virus y su concepto y todo ese rollo que ahora mismo no nos interesa. Sobretodo, cuando uses Linux no te va a interesar menos. Te vas a olvidar de que existen.


4 – No hace falta un equipo potente para instalar Linux. Se amolda a cualquier hardware adaptando así el sistema operativo optimizado para el hardware que tienes. Por ejemplo, pcs de hace unos cuantos años que se realentizan con las últimas versiones de windows, no pestañean cuando les instalas una distribución de Linux, ya que sus recursos no son tan grandes. (De esto en concreto podéis ver también una entrada dedicada a Linux y ordenadores antiguos)


5 – No estarías alimentando al gigante de Microsoft ni ayudando a que crezca la fortuna de su reconocido “cabecilla”. Aquí todo queda en casa, y no se paga nada a menos que quieras hacer tú mismo una donación a la distribución Linux que te gusta o a la Linux Fundation o a donde quieras. La filosofía FREE de Linux es única.





6 – Puedes hacer las copias que quieras en cds y dvds y regalárselas a quien quieras, cosa que ya haces con windows, pero aquí no es ilegal.


7 – Nada más instalar tu distribución GNU/Linux tienes un montón de aplicaciones necesarias para su funcionamiento. Suite offimatica, programas para descargar, escuchar música, visualizar contenido multimedia con reproductores, grabar discos, comprimir archivos, retoque fotográfico, navegadores libres, etc. Con la opción de que si necesitas algo puedes agregarlo fácilmente con una aplicación que permite que descargues lo que quieras por categorías sin necesidad de descargar programas ni buscar por internet (Como podría venir siendo un Play Store en móviles Android).
Y algo que preocupa mucho: Da igual si formateas e instalas Linux en tu pc y no tienes los drivers. Normalmente se localizan automáticamente todos y cada uno de ellos en la misma instalación, por lo que al inicio ya tienes configurado automáticamente tus drivers de sonido, red, gráficos, etc.



8 – Puedes configurar todo tu escritorio sin limites. Y por si fuera poco puedes elegir qué versión de escritorio usar y añadir todo tipo de temas para todo. Hay muchas y alguna que seguro que se adapta a ti. Incluso si no fuera así puedes tener dentro del mismo sistema operativo varios tipos de escritorio y elegir el que gustes cuando quieras.



9 – Aunque hay un número de distribuciones base y derivadas, las distribuciones GNU/Linux se pueden contar a cientos. Más de 500 reconocidas y otras tantas en crecimiento, y esto es debido a que cualquiera con los conocimientos necesarios podría crear su propia distribución. Con windows no tienes más salida que las conocidas XP, Vista, 7, 8.. En Linux tienes donde elegir, cada cual con su sistema base, su interfaz, escritorio, y su “modus operandi”. También veremos cuales elegir para la primera instalación ya que esto puede que te deje un poco descolocado, pero lo comento para que sepas que prácticamente no hay limites y siempre habrá alguna distribución que se adaptará a ti y tu ordenador. 

 

10 – Su compatibilidad con windows es posible. Así como instalar Linux junto a Windows y elegir al iniciar dónde quieres estar.

Muchos de los programas que ahora usas en windows y que piensas que tendrás que decirle adiós están en Linux. Hay incluso más, y todos son sotware libre. Es cierto que hay programas que están en windows y no están disponibles en Linux. Pero, ¡No pasa nada! , existen programas que hacen lo mismo y te pueden servir, pero con otro nombre. Por ejemplo: No hay un “Nero” para Linux, pero si un montón de programas que cumplen la misma función, como K3b que sería un sustituto perfecto. Hablaremos también de ello en otra entrada.




Mitos y verdades


El desconocimiento acerca de Linux puede llevar a confusión y a muchos líos. Sobretodo si es algo ya extendido entre los usuarios de otros sistemas operativos privados y el que una verdad repetida mil veces puede llegar a convertirse en realidad para la gente.  





Nada mas lejos...


Cada uno que crea lo que quiera creer, pero no es de alegrar que se extiendan falsas creencias sobre algo que incluso puede llegar a ser todo lo contrario.



Algunos mitos y verdades sobre Linux


  • A pesar de lo que digan ciertos usuarios, que mas bien a veces pienso que lo dicen por miedo a intentarlo, o porque se lo han oido decir a otros, Linux no es un sistema operativo propio de usuarios que saben mucho de informática, hackers, desarrolladores, etc. Sino que es un sistema operativo diferente y libre  el cual incluso es usado en muchísimos centros públicos para ENSEÑAR a niños o ancianos a usar un ordenador por primera vez.  No sera tan dificil. 


  • No hace falta hacer un curso previo de Linux para instalarlo y usarlo en tu ordenador. Simplemente hay que seguir unas instrucciones muy básicas como las que propondré en esta web. 


  • No es necesario tener un ordenador nuevo o reciente para instalar Linux. Linux es capaz de hacer funcionar la torre amarillenta que tienes guardada en el trastero criando polvo, o aquel portatil que ya no usas porque con  windows va lento o se pilla, y también puede usarse en ordenadores de hace 15 años perfectamente, y hasta mas  (Luego lo veremos)


  • Si instalas Linux en tu ordenador no puedes usar windows: ¡FALSO! Si puedes. Puedes instalarlo dividiendo el espacio de disco duro y que quede mitad y mitad para Linux y Windows y luego escoger al encender tu ordenador entre uno y otro en una pantalla que te pregunta con qué sistema operativo quieres arrancar. Incluso puedes cambiar el orden fácilmente con alguna aplicación y poner arriba o abajo el que quieras.


  • En Linux es difícil instalar programas y hay que usar la linea de comandos para todo (El MS-DOS para que me entendáis los usuarios de windows) . Otra mentira más totalmente inacertada, obsoleta y que demuestra de nuevo que la gente habla sin saber, ya que en Linux es incluso más fácil instalar programas que en windows dado a que con la aplicación de gestor de software puedes instalar lo que necesites a golpe de click, eligiéndolo de una lista con interfaz gráfica dividida en utilidades, internet, multimedia... Pinchar e instalar. No hace falta ni bajarse nada ni rebuscar por google para instalar por ejemplo el navegador firefox, o el skype, o lo que sea.
  • También se puede usar la linea de comandos para lo mismo, y para muchísimas cosas más, pero si no te gusta... quita quita, ni la mires, que para los usos típicos diarios no te hará falta si no quieres. Otra cosa es que te aventures a usarla, que tampoco muerde y ya veremos más adelante algo acerca de ella.
  • En Linux no están los mismos programas que en windows y no podré hacer las mismas cosas: Otra mentira. Hay hasta más utilidades y además gratuitas. Por ejemplo, aunque no esté el MS Office, hay una completísima y muy similar suite ofimática gratuita y lista para usarse y compatible con “Office”. Aparte de los programas alternativos que hay para Linux, puedes seguir usando conocidos programas como skype, firefox, chrome, VLC, Spotify, prácticamente cualquier programa de descargas torrent y mucho, mucho más.
  • La interfaz de Linux es fea. ¡Falso otra vez! . Hay muchos escritorios donde escoger y sus posibilidades de configuración son infinitas. Incluso si no quieres llevarte un “susto” hay distribuciones que son muy parecidas a windows o mac para que la iniciación no te sea tan dolorosa.
  • Pues yo nunca he pagado nada en windows, oiga. ¡También es gratis! - A ver.. estoy ya es hasta vergonzoso, disculpadme pero es que esto me causa una gran cacajada: Una cosa es que tengas que piratear el sistema operativo, buscarte el serial, un programa de activación, y el keygen para todos los programas que uses y que así no tengas que pagar, y otra es que sea gratuito.
    De momento puntualizo estas, pero se dicen y la gente piensa otas cuantas cosas de Linux que no son como lo dicen. Yo lo dejo aquí para no aburriros, pero si seguís este blog descubriréis cómo son las cosas por el camino Gnu/Linux.



¿Qué es GNU/Linux?


¿Qué es GNU/LINUX?



¿¿Pero qué es Linux??

En realidad, usamos la palabra LINUX para referirnos a un conjunto de conceptos tales como el propio núcleo interno del sistema de códigos donde se crearon las bases, como el sistema operativo en el que está basado Linux (Unix), como en la distribución que usamos, su soporte, y lo que vemos al usar “Linux”, y esta es la palabra que usamos a groso modo, pero todo esto tiene un origen y una historia que intentaré resumir brevemente:

En principio, en 1983 a manos de Richarld Stallman, un programador estadounidense, nace el proyecto GNU, que es nada más y nada menos que la idea de crear un sistema operativo libre: GNU. Con la idea de ser un sistema libre y compatible con UNIX, que era un sistema operativo privado creado en la década de los 60, como uno de los primeros sistemas operativos estables. Y programado en 1973 en lenguaje C, lo que significa que se podía acceder a él y a su código por medio de licencias.

Seguimos con Richald Stallman y su proyecto GNU: Que en la década de los 80 completó su nuevo sistema libre a excepción del núcleo interno (Kernel), que hasta 1991 no se logró hacer efectivo, gracias a un estudiante finlandés de ingeniería informática llamado Linus Torvalds, que concluyó el sistema haciéndolo completo y operativo naciendo así: GNU/Linux que a su vez parten de Unix.

Todo esto que fue tan complicado y que puede parece un lío, es en muy resumidas cuentas qué se entiende por LINUX hoy en día, y cuales son sus bases.

Sus ideas son simples: Un sistema operativo con una base, pero que puede accederse a él libremente y modificarlo, cambiarlo, distribuirlo... Y como el mismo Richard Stallman ha dicho alguna vez para entender el código abierto y el privado, GNU/Linux es como una receta de cocina que tiene origen en una persona, pero que cuando llega a tus manos quieres ponerle otros ingredientes, cambiar la forma de prepararlo y cocinarlo totalmente a tu gusto partiendo de aquella receta que te escribieron en un papel.

Si no te dejan modificar la receta, ni te permiten que cambies lo que quieras y te dicen que hay que hacerlo tal y cómo está escrito en ella y no puedes hacer nada para cambiarla, ya no estaríamos hablando de código abierto, y así es como Stallman ha definido todo este embrollo alguna vez para que podamos entenderlo más fácilmente.

El mismo Stallman, siempre ha sido partidario, de que se llame GNU/Linux al sistema operativo, ya que en conjunto y en su forma más autentica debería llamarse así por lo que representa GNU.

Lo que propone Richard Stallman tiene toda la lógica, pues Linux es en realidad el nombre del kernel y no todo lo que hubo detrás, y cuando se habla de la creación de Linux la historia empieza en aquel estudiante finlandés que se basó en GNU y Unix para completar el sistema operativo y no se menciona la historia de GNU, que por supuesto sin GNU no hubiera sido posible lo que hoy se conoce como Linux, pero el nombre Linux englobando todo esto ha sido tan extendido tan rápidamente y lo ha usado tantísimas personas que ya es muy difícil que la gente empiece a usar GNU/Linux a menos que se detalle en un sitio web como este, o se conozca su historia. Y yo mismo que la conozco también suelo decirlo mal porque así me acostumbre, y para englobarlo todo utilizo LINUX, pero sabiendo todo lo que hubo detrás.









sábado, 27 de septiembre de 2014

Presentación del blog


¿Por qué este blog?

En principio lo que pretendo es dar a conocer Gnu/Linux y promover el uso del software libre entre aquellas personas que por cualquier motivo aún no conozca el mundo Linux. O esté dudando en instalarlo en su equipo, tenga la mosca detrás de la oreja o quiera pero no se atreva.


Aquí tienes tus herramientas necesarias para comenzar desde cero y sin conocimientos previos partiendo de la base de que eres usuario de otros sistemas operativos privados y te pica la curiosidad.


Hay muchas razones por las cuales pasarse a Linux. Lo veremos, y sus ventajas. De modo que échale un vistazo a las diferentes entradas y podrás adentrarte de una forma amena y explicado de un modo fácil y sin dar nada por hecho, y sin usar un lenguaje técnico. Vamos que cualquiera que quiera hacer el cambio estará bien encaminado con estos tutoriales y guías que veréis en el blog.

En definitiva, aquí vas a encontrar cómo adentrarte al mundillo Linux de una forma coloquial y sin niveles previos de altos conocimientos informáticos. Dirigido al usuario de a pie que usa su ordenador para navegar por internet, descargar contenido, guardar y gestionar sus archivos y usar las aplicaciones necesarias para el día a día.

Veremos unas cuantas cosas desde 0 y tranquilamente, haré tutoriales fáciles para empezar a descargar, instalar y usar distribuciones Linux, y si me dejáis comentarios no dudaré en responder. 


Así que si tienes la duda de si probar o no, dale una oportunidad y échale un vistazo a las diferentes entradas por si pueden ir despejando dudas y de paso conocer de entrada qué es Gnu/Linux, por qué instalarlo en tu equipo, qué ventajas tienes, sus mitos y realidades etc.


¡Ojo! Aunque aquí se trate de enseñar de forma amena y desde cero el uso de este sistema operativo, no te creas que Linux es magia y basta con grabártelo en un cd, arrancar el PC y siguiente siguiente. NO. Y si crees que es así y ya está mejor que no continúes leyendo porque se requiere un poquito de paciencia, interés y un poco de tiempo. Nada más. Aunque se explique a nivel básico y coloquial esto consiste en aprender algo nuevo, y como todo es necesario querer y dedicarle un rato. Si no nos plantaríamos ante el caso típico del usuario que cae en sus manos un cd con una distribución de GNU/Linux , la pone, ve que no es “Como en windows pero en guay”, y lo abandona. Lo primero que quiero que diferenciéis es que Linux no es windows, aunque tenga muchas cosas parecidas y pueda usarse un diseño similar. De ahí la importancia de que dediques un poco de tu tiempo libre a leer estas entradas y así conozcas cómo manejarte básicamente ante “Un Linux”


Dicho esto, pasa y ponte cómodo.